Cuento: Esperándolo a Tito

Cuento sobre fútbol de Eduardo Alfredo Sacheri.

A no asustarse porque es largo, pero vale la pena! Hace mucho tiempo lo escuche por radio y me emocioné a cada línea, que lo disfruten!Para los vagos que no quieren leer tanto, dejo el audio del relato por Alejandro Apo, es muy bueno, lástima la música de fondo que le han agregado…

Yo lo miré a José, que estaba subido al techo del camión de Gonzalito. Pobre,  tenía la desilusión pintada en el rostro, mientras en puntas de pie trataba de ver más allá del portón y de la ruta. Pero nada: solamente el camino de tierra, y al fondo, el ruido de los camiones. En ese momento se acercó el Bebé Grafo y, gastador como siempre, le gritó: “¡Che, Josesito!, ¿qué pasa que no viene el ‘maestro’? ¿Será que arrugó para evitarse el papelón, viejito?”. Josesito dejó de mirar la ruta y trató de contestar algo ocurrente, pero la rabia y la impotencia lo lanzaron a un tartamudeo penoso. El otro se dio vuelta, con una sonrisa sobradora colgada en la mejilla, y se alejó moviendo la cabeza, como negando. Al fin, a Josesito se le destrabó la bronca en un concluyente «¡andálaputaqueteparió!», pero quedó momentáneamente exhausto por el esfuerzo. Ahí se dio vuelta a mirarme, como implorando una frase que le ordenara de nuevo el universo. «Y ahora qué hacemo, decíme», me lanzó. Para Josesito, yo vengo a ser algo así como un oráculo pitonístico, una suerte de profeta infalible con facultades místicas. Tal vez, pobre, porque soy la única persona que conoce que fue a la facultad. Más por compasión que por convencimiento, le contesté con tono tranquilizador: «Quédate piola, Josesito, ya debe estar llegando». No muy satisfecho, volvió a mirar la ruta, murmurando algo sobre promesas incumplidas. Aproveché entonces para alejarme y reunirme con el resto de los muchachos. Estaban detrás de un arco, alguno vendándose, otro calzándose los botines, y un par haciendo jueguitos con una pelota medio ovalada. Menos brutos que Josesito, trataban de que no se les notaran los nervios. Pablo, mientras elongaba, me preguntó como al pasar: «Che, Carlitos, ¿era seguro que venía, no? Mira que después del barullo que armamos, si nos falla justo ahora…». Para no desmoralizar a la tropa, me hice el convencido cuando le contesté: «Pero muchachos, ¿no les dije que lo confirmé por teléfono con la madre de él, en Buenos Aires?». El Bebé Grafo se acercó de nuevo desde el arco que ocupaban ellos: «Che, Carlos, ¿me querés decir para qué armaron semejante bardo, si al final tu amiguito ni siquiera va a aportar?». En ese momento saltó Cañito, que había terminado de atarse los cordones, y sin demasiado preámbulo lo mandó a la mierda. Pero el Bebé, cada vez más contento de nuestro nerviosismo, no le llevó el apunte y me siguió buscando a mí: «En serio, Carlitos, me hiciste traer a los muchachos al divino botón, querido. Era más simple que me dijeras mirá Bebé, no quiero que este año vuelvan a humillarnos como los últimos nueve años, así quemejor suspendemos el desafío». Y adoptando un tono intimista, me puso una mano en el hombro y, habiéndome al oído, agregó: «Dale, Carlitos, ¿en serio pensaste que nos íbamos a tragar que el punto ése iba a venirse desde Europa para jugar el desafío?». Más caliente por sus verdades que por sus exageraciones, le contesté de mal modo: «Y decíme, Bebé, si no se lo tragaron, ¿para qué hicieron semejante kilombo para prohibirnos que lo pusiéramos?: que profesionales no sirven, que solamente con los que viven en el barrio. Según vos, ni yo que me mudé al Centro podría haber jugado». Habían sido arduas negociaciones, por cierto. El clásico se jugaba todos los años, para mediados de octubre, un año en cada barrio. Lo hacíamos desde pibes, desde los diez años. Una vuelta en mi casa, mi primo Ricardo, que vivía en el barrio de la Textil, se llenó la boca diciendo que ellos tenían un equipo invencible, con camisetas y todo. Por principio más que por convencimiento, salté ofendidísimo retrucándole que nosotros, los de acá, los de la placita, sí teníamos un equipo de novela. Sellar el desafío fue cuestión de segundos. El viejo de Pablo nos consiguió las camisetas a último momento. Eran marrones con vivos amarillos y verdes. Un asco, bah. Pero peor hubiese sido no tenerlas. Ese día ganamos 12 a 7 (a los diez años, uno no se preocupa tanto de apretar la salida y el mediocampo, y salen partidos más abiertos, con muchos goles). Tito metió ocho. No sabían cómo pararlo. Creo que fue el primer partido que Tito jugó por algo. A los catorce, se fue a probar al club y lo ficharon ahí nomás, al toque. Igual, siguió viniendo al desafío hasta los veinte, cuando se fue a jugar a Europa. Entonces se nos vino la noche. Nosotros éramos todos matungos, pero nos bastaba tirársela a Tito para que inventara algo y nos sacara del paso. A los dieciséis, cuando empezaron a ponerse piernas fuertes, convocamos a un referí de la Federación: el chino Takawara (era hijo de japoneses, pero para nosotros, y pese a sus protestas, era chino). Ricardo, que era el capitán de ellos, nos acusaba de coimeros: decía que ganábamos porque el chino andaba noviando con la hermana grande del Tanito, y que ella lo mandaba a bombear para nuestro lado. Algo de razón tal vez tendría, pero lo cierto es que, con Tito, éramos siempre banca. Cuando Tito se fue, la cosa se puso brava. Para colmo, al chino le salió un trabajo en Esquel y se fue a vivir allá (ya felizmente casado con la hermana del Tanito). Con árbitros menos sensibles a nuestras necesidades, y sin Tito para que la mandara guardar, empezamos a perder como yeguas. Yo me fui a vivir a la Capital, y algún otro se tomó también el buque, pero, para octubre, la cita siempre fue de fierro. Ahí me di cuenta del verdadero valor de mis amigos. Desde la partida de Tito, perdimos al hilo seis años, empatamos una vez, y perdimos otros tres consecutivos. Tuvimos que ser muy hombres para salir de la cancha año tras año con la canasta llena y estar siempre dispuestos a volver. Para colmo, para la época en que empezamos a perder, a algunos de nosotros, y también de ellos, se nos ocurrió llevar a las novias a hacer hinchada en los desafíos. Perder es terrible, pero perder con las minas mirando era intolerable. Por lo menos, hace cuatro años, y gracias a un incidente menor entre las nuestras y las de ellos, prohibimos de común acuerdo la presencia de mujeres en el público. Bah, directamente prohibimos el público. A mí se me ocurrió argüir que la presión de afuera hacía más duros los encontronazos y exacerbaba las pasiones más bajas de los protagonistas. Y ellos, con el agrande de sus victorias inapelables, nos dijeron que bueno, que de acuerdo, pero que al árbitro lo ponían ellos. Al final, acordamos hacer los partidos a puertas cerradas, y afrontamos la cuestión arbitral con un complejo sistema de elección de referís por ternas rotativas según el año, que aunque nos privó de ayudas interesantes, nos evitó bombeos innecesarios. Igual, seguimos perdiendo. El año pasado, tras una nueva humillación, los muchachos me pidieron que hiciera «algo». No fueron muy explícitos, pero yo lo adiviné en sus caras. Por eso este año, cuando Tito me llamó para mi cumpleaños, me animé a pedirle la gauchada. Primero se mató de la risa de que le saliera con semejante cosa, pero, cuando le di las cifras finales de la estadística actualizada, se puso serio: 22 jugados, 10 ganados, 3 empatados, 9 perdidos. La conclusión era evidente: uno más y el colapso, la vergüenza, el oprobio sin límite de que los muertos ésos nos empataran la estadística. Me dijo que lo llamara en tres días.  Cuando volvimos a hablar me dijo que bueno, que no había problema, que le iba a decir a su vieja que fingiera un ataque al corazón para que lo dejaran venir desde Europa rapidito. Después ultimé los detalles con doña Hilda. Quedamos en hacerlo de canuto, por supuesto, porque si se enteraban allá de que venía a la Argentina, en plena temporada, para un desafío de barrio, se armaba la podrida. A mi primo Ricardo igual se lo dije. No quería que se armara el tole tole el mismo día del partido. Hice bien, porque estuvimos dos semanas que sí que no, hasta que al final aceptaron. No querían saber nada, pero bastó que el Tanito, en la última reunión, me murmurara a gritos un «dejá Carlos, son una manga de cagones». Ahí nomás el Bebé Grafo, calentón como siempre, agarró viaje y dijo que sí, que estaba bien, que como el año pasado, el sábado 23 a las diez en el sindicato, que él reservaba la cancha, que nos iban a romper el traste como siempre, etcétera. Ricardo trató de hacerlo callar para encontrar un resquicio que le permitiera seguir negociando. Pero fue inútil. La palabra estaba dada, y el Tanito y el Bebé se amenazaban mutuamente con las torturas futbolísticas más aterradoras, mientras yo sonreía con cara de monaguillo. Cuando el resto de los nuestros se enteró de la noticia, el plantel enfrentó la prueba con el optimismo rotundo que yo creía extinguido para siempre. El sábado a las nueve llegaron todos juntos en el camión de Gonzalito. El único que se retrasó un poco fue Alberto, el arquero, que como la mujer estaba empezando el trabajo de parto esa mañana, se demoró entre que la llevó a la clínica y pudo convencerla de que se quedara con la vieja de ella. Ellos llegaron al rato, y se fueron a cambiar detrás del arco que nosotros dejamos libre. Pero cuando faltaban diez minutos para la hora acordada, y Tito no daba señales de vida, se vino el Bebé por primera vez a buscar camorra. Por suerte, me avivé de hacerme el ofendido: le dije que el partido era a las diez y media y no a las diez, que qué se creía y que no jodiera. Lo miré al Tanito, que me cazó al vuelo y confirmó mi versión de los hechos. El Bebé negó una vez y otra, y lo llamó a Ricardo en su defensa. Por supuesto, Ricardo se nos vino al humo gritando que la hora era a las diez y que nos dejáramos de joder. Ante la complejidad que iba adquiriendo la cosa, con el Tanito juramos por nuestras madres y nuestros hijos, por Dios y por la Patria, que la hora era diez y media, que en el café habíamos dicho diez y media, y que por teléfono habíamos confirmado diez y media, y que todavía faltaba más de media hora para las diez y media, y que se dejaran de romper con pavadas. Ante semejantes exhibiciones de convicción patriótico–religiosa, al final se fueron de nuevo a patear al otro arco, esperando que se hiciera la hora. Después con el Tanito nos dimos ánimo mutuamente, tratando de persuadirnos de que un par de juramentos tirados al voleo no podían ser demasiado perjudiciales para nuestras familias y nuestra salvación eterna. Fue cuando lo mandé a Josesito a pararse arriba del camión, a ver si lo veía venir por el portón de la ruta, más por matar un poco la ansiedad que porque pensase seriamente en que fuese a venir. Es que para esa altura yo ya estaba convencido, en secreto, de que Tito nos había fallado. Había quedado en venir el viernes a la mañana, y en llamarme cuando llegara a lo de su vieja. El martes marchaba todo sobre ruedas. En la radio comentaron que Tito se venía para Buenos Aires por problemas familiares, después del partido que jugaba el miércoles por no sé qué copa. Pero el jueves, y también por la radio, me enteré de que su equipo, como había ganado, volvía a jugar el domingo, así que en el club le habían pedido que se quedara. Ese día hablé con doña Hilda, y me dijo que ella ya no podía hacer nada: si se suponía que estaba en terapia intensiva, no podía llamarlo para recordarle que tomara el avión del viernes. El viernes les prohibí en casa que tocaran el teléfono: Tito podía llamar en cualquier momento. Pero Tito no aportó. A la noche, en la radio confirmaron que Tito jugaba el domingo. No tuve ánimo ni para calentarme. Me ganó, en cambio, una tristeza infinita. En esos años, las veces que había venido Tito me había encantado comprobar que no se había engrupido ni por la plata ni por salir en los diarios. Se había casado con una tana, buena piba, y tenía dos chicos bárbaros. Yo le había arreglado la sucesión del viejo, sin cobrarle un mango, claro. El siempre se acordaba de los cumpleaños y llamaba puntualmente. Cuando venía, se caía por mi casa con regalos, para mis viejos y mi mujer, como cualquiera de los muchachos. Por eso, porque yo nunca le había pedido nada, me dolía tanto que me hubiese fallado justo para el desafío. Esa noche decidí que, si después me llamaba para decirme que el partido de allá era demasiado importante y que por eso no había podido cumplir, yo le iba a decir que no se hiciera problema. Pero lo tenía decidido: chau Tito, moríte en paz. Aunque no lo hiciera por mí, no podía cagar impunemente a todos los muchachos. No podía dejarnos así, que perdiéramos de nuevo y que nos empataran la estadística.

Al fin y al cabo, en el primer desafío, cuando era un flaquito escuálido por el que nadie daba dos mangos, y que nos venía sobrando (porque en esa época jugábamos en la canchita del corralón, que era de seis y un arquero), yo igual le dije vení pibe, jugá adelante, que sos chiquito y si sos ligero capaz que la embocás. Por eso me dolía tanto que se abriera, y porque cuando se fue a probar al club, como no se animaba a ir solo, fuimos con Pablo y el Tanito; los cuatro, para que no se asustara. Porque él decía y yo para qué voy a ir, si no conozco a nadie adentro, si no tengo palanca, y yo que dale, que no seas boludo, que vamos todos juntos así te da menos miedo. Y ahí nos fuimos, y el pobre de Pablo se tuvo que bancar que el técnico de las inferiores le dijera a los cinco minutos ¡salí perro, a qué carajo viniste!, y el Tanito y yo tuvimos que pararlo a Tito que quiso que nos fuéramos todos ahí mismo, y decirle que volviera que el tipo lo miraba seguido. Nosotros dos, con el Tanito, duramos un tiempo y pico, pero después nos cambiaron y el guanaco ése nos dijo ta’bien pibes, cualquier cosa les hago avisar por el flaquito aquel que juega de nueve, nos dijo señalándolo a Tito que seguía en la cancha. Pero no nos importó, porque eso quería decir que sí, que Tito entraba, que Tito se quedaba, y nos dio tanta alegría que hasta a Pablo se le pasó la calentura, primero porque Tito había entrado, y segundo porque, como yo andaba con las llaves de mi casa, en la playa de estacionamiento pudimos rayarle la puerta del rastrojero al infeliz del técnico. Y después, cuando le hicieron el primer contrato profesional, a los 18, y lo acostaron con los premios, lo acompañé yo a ver a un abogado de Agremiados y ya no lo madrugaron más, y cuando lo vendieron afuera yo todavía no estaba recibido, pero me banqué a pie firme la pelea con los gallegos que se lo vinieron a llevar, y siempre sin pedirle un mango. Ah, y con el Tanito, aparte, cuando nos encargamos de su vieja cuando el viejo, don Aldo, se murió y él estaba jugando en Alemania; porque el Tanito, que seguía viviendo en el barrio, se encargó de que no le faltara nada, y que los muchachos se dieran una vuelta de vez en cuando para darle una mano con la pintura, cambiarle una bombita quemada, llamarle al atmosférico cuando se le tapara el pozo, qué sé yo, tantas cosas. Nunca lo hicimos por nada, nos bastó el orgullo de saberlo del barrio, de saberlo amigo, de ver de vez en cuando un gol suyo, de encontrarnos para las fiestas. Lo hicimos por ser amigos, y cuando él, medio emocionado, nos decía muchachos, cómo cuernos se los puedo pagar, nosotros que no, que dejá de hinchar, que para qué somos amigos, y el único que se animaba a pedirle algo era Josesito, que lo miraba serio y le decía mirá, Tito, vos sabes que sos mi hermano, pero jamás de los jamases se te ocurra jugar en San Lorenzo, por más guita que te pongan no vayas, por lo que más quieras porque me muero de la rabia, entendéme, Tito, a cualquier otro sí, Tito, pero a San Lorenzo por Dios te pido no vayas ni muerto, Tito. Y Tito que no, que quedáte tranquilo, Josesito, aunque me paguen fortunas a San Lorenzo no voy por respeto a vos y a Huracán, te juro. Por eso me dolía tanto verlo justo a Josesito, defraudado, parado en puntas de pie sobre el techo del camión de reparto; y a los otros probándolo a Alberto desde afuera del área, con las medias bajas, pateando sin ganas, y mirándome de vez en cuando de reojo, como buscando respuestas. Cuando se hicieron las diez y media, Ricardo y el Bebé se vinieron de nuevo al humo. Les salí al encuentro con Pablo y el Tanito para que los demás no escucharan. «Es la hora, Carlos», me dijo Ricardo. Y a mí me pareció verle un brillo satisfecho en los ojos. «¿Lo juegan o nos lo dan derecho por ganado?», preguntó, procaz, el Bebé. El Tanito lo miró con furia, pero la impotencia y el desencanto lo disuadieron de putearlo. «Andá ubicando a los tuyos, y llamálo al árbitro para el sorteo», le dije. Desde el mediocampo, le hice señas a Josesito de que se bajara del camión y se viniera para la cancha. Para colmo, pensé, jugábamos con uno menos. Éramos diez, y preferí jugar sin suplentes que llamar a algún extraño. En eso, ellos también eran de fierro. No jugaba nunca ninguno que no hubiese estado en los primeros desafíos. Cuando Adrián me avisó en la semana que no iba a poder jugar por el desgarro, le dije que no se hiciera problema. Hasta me alegré porque me evitaba decidir cuál de todos nosotros tendría que quedarse afuera. Tito me venía justo para completar los once. Para colmo, perdimos en el sorteo. Tuvimos que cambiar de arco. Hice señas a los muchachos de que se trajeran los bolsos para ponerlos en el que iba a ser el nuestro en el primer tiempo. Yo sabía que era una precaución innecesaria. Con ellos nos conocíamos desde hacía veinte años, pero me pareció oportuno darles a entender que, a nuestro criterio, eran una manga de potenciales delincuentes. Cuando me pasaron por el costado, cargados de bultos, Alejo y Damián, los mellizos que siempre jugaron de centrales, les recordé que se turnaran para pegarle al once de ellos, pero lo más lejos del área que fuera posible. Alejo me hizo una inclinación de cabeza y me dijo un «quédate pancho, Carlitos». En ese momento me acordé del partido de dos años antes. Iban 43 del segundo tiempo y en un centro a la olla, él y el tarado de su hermano se quedaron mirándose como

vacas, como diciéndose «saltá vos». El que saltó fue el petiso Galán, el ocho de ellos: un metro cincuenta y cinco, entre los dos mastodontes de uno noventa. Uno a cero y a cobrar. Espantoso. Cuando nos acomodamos, fuimos hasta el medio con Josesito para sacar. Con la tristeza que tenía, pensé, no me iba a tocar una pelota coherente en todo el partido. De diez lo tenía parado a Pablo. Si a los dieciséis el técnico aquél lo sacó por perro, a los treinta y cuatro, con pancita de casado antiguo, era todo menos un canto a la esperanza. El Bebé, muy respetuoso, le pidió permiso al árbitro para saludarnos antes del puntapié inicial (siempre había tenido la teoría de que olfear a los jueces le permitía luego hacerse perdonar un par de infracciones). Cuando nos tuvo a tiro, y con su mejor sonrisa, nos envenenó la vida con un «pobres muchachos, cómo los cagó el Tito, qué bárbaro», y se alejó campante.

Pero justo ahí, justo en ese momento, mientras yo le hablaba a Josesito y el árbitro levantaba el brazo y miraba a cada arquero para dar a entender que estaba todo en orden, y Alberto levantaba el brazo desde nuestro arco, me di cuenta de que pasaba algo. Porque el referí dio dos silbatazos cortitos, pero no para arrancar, sino para llamar la atención de Ricardo (que siempre es el arquero de ellos). Aunque lo tenía lejos, lo vi pálido, con la boca entreabierta, y empecé a sentir una especie de tumulto en los intestinos mientras temía que no fuera lo que yo pensaba que era, temía que lo que yo veía en las caras de ellos, ahí adelante mío, no fuese asombro, mezclado con bronca, mezclado con incredulidad; que no fuese verdad que el Bebé estuviera dándose vuelta hacia Ricardo, como pidiendo ayuda; que no fuera cierto que el otro siguiera con la vista clavada en un punto todavía lejano, todavía a la altura del portón de la ruta, todavía adivinando sin ver del todo a ese tipo lanzado a la carrera con un bolsito sobre el hombro gritando aguanten, aguanten que ya llego, aguanten que ya vine, y como en un sueño el Tanito gritando de la alegría, y llamándolo a Josesito, que vamos que acá llegó, carajo, que quién dijo que no venia, y los mellizos también empezando a gritar, que por fin, que qué nervios que nos hiciste comer, guacho, y yo empezando a caminar hacia el lateral, como un autómata entre canteros de margaritas, aún indeciso entre cruzarle la cara de un bife por los nervios y abrazarlo de contento, y Tito por fin saliendo del tumulto de los abrazos postergados, y viniendo hasta donde yo estaba plantado en el cuadradito de pasto en el que me había quedado como sin pilas, y mirándome sonriendo, avergonzado, como pidiéndome disculpas, como cuando le dije vení pibe, jugá de nueve, capaz que la embocás; y yo ya sin bronca, con la flojera de los nervios acumulados toda junta sobre los hombros, y él diciéndome perdoná, Carlos, me tuve que hacer llamar a la concentración por mi tía Juanita, pero conseguí pasaje para la noche, y llegué hace un rato, y perdonáme por los nervios que te hice chupar, te juro que no te lo hago más, Carlitos, perdonáme, y yo diciéndole calláte, boludo, calláte, con la garganta hecha un nudo, y abrazándolo para que no me viera los ojos, porque llorar, vaya y pase, pero llorar delante de los amigos jamás; y el mundo haciendo click y volviendo a encastrar justito en su lugar, el cosmos desde el caos, los amigos cumpliendo, cerrando círculos abiertos en la eternidad, cuando uno tiene catorce y dice ‘ta bien, te acompañamos, así no te da miedo. Como Tito llegó cambiado, tiró el bolso detrás del arco y se vino para el mediocampo, para sacar conmigo. Cuando le faltaban diez metros, le toqué el balón para que lo sintiera, para que se acostumbrara, para que no entrara frío (lo último que falta ahora, pensé, es que se nos lesione en el arranque). Se agachó un poquito, flexionando la zurda más que la diestra. Cuando le llegó la bola, la levantó diez centímetros, y la vino hamacando a esa altura del piso, con caricias suaves y rítmicas. Cuando llegó al medio, al lado mío, la empaló con la zurda y la dejó dormir un segundo en el hombro derecho. Enseguida se la sacudió con un movimiento breve del hombro, como quien espanta un mosquito, y la recibió con la zurda dando un paso atrás: la bola murió por fin a diez centímetros del botín derecho. Recién ahí levanté los ojos, y me encontré con el rostro desencajado del Bebé, que miraba sin querer creer, pero creyendo. El petiso Galán, parado de ocho, tenía cara de velorio a la madrugada. Ellos estaban mudos, como atontados. Ahí entendí que les habíamos ganado. Así. Sin jugar. Por fin, diez años después íbamos a ganarles. Los tipos estaban perdidos, casi con ganas de que terminara pronto ese suplicio chino. Cuando vi esos ademanes tensos, esos rostros ateridos que se miraban unos a otros ya sin esperanza, ya sin ilusión ninguna de poder escapar a su destino trágico, me di cuenta de que lo que venía era un trámite, un asunto concluido. Mientras el árbitro volvía a mirar a cada arquero, para iniciar de una vez por todas ese desafío memorable, Josesito, casi en puntas de pie junto a la raya del mediocampo, le sonrió al Bebé, que todavía lo miraba a Tito con algo de pudor y algo de pánico: “¿Y, viste, jodemil…? ¿No que no venía? ¿no que no?”, mientras sacudía la cabeza hacia donde estaba Tito, como exhibiéndolo, como sacándole lustre, como diciéndole al rival moríte, moríte de envidia, infeliz. Pitó el árbitro y Tito me la tocó al pie. El petiso Galán se me vino al humo, pero devolví el pase justo a tiempo. Tito la recibió, la protegió poniendo el cuerpo, montándola apenas sobre el empeine derecho. El petiso se volvió hacia él como una tromba, y el Bebé trato de apretarlo del otro lado. Con dos trancos, salió entre medio de ambos. Levantó la cabeza, hizo la pausa, y después tocó suave, a ras del piso, en diagonal, a espaldas del seis de ellos, buscándolo a Gonzalito que arrancó bien habilitado.

En caso que los autores no deseen que su cuento y su audio no aparezcan en este blog, por favor comuníquese con quien suscribe. Gracias! Los enlaces que aparecen en el textos no han sido ingresados por la autora, es publicidad no autorizada!!

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Otra vez Ausländer escribe!

Luego de unas largas vacaciones, de buenas nuevas y viajes por dentro y fuera de Alemania, acá estamos una vez mas, tratando de “darle” al blog el espíritu que no le encontré antes. Motivo por el cual (sumado a la falta de tiempo) había dejado de escribir.

Desde el principio, sabia muy bien que no quería hacer un blog de información sobre lo que pasa en Berlin, realmente ya existen ese tipo de blogs y por cierto son muy buenos!! Para qué otro más? Si solo par  mi es un hobby y no un trabajo? Les puedo asegurar que para hacer un blog sobre lo que sucede en Berlin, hay que trabajar muchísimo y en principio gratis!!

A su vez, de alguna manera quería preservar mis opiniones ante tanta gente desconocida que pueda leer mis líneas, no quería confrontar con otras perspectivas ni generar roces innecesarios. Para qué, si para mi es un hobby? Aun así, queriendo evitar cualquier incomodidad, he incomodado a alguna gente que, bien sensible por cierto, no me ha enviado la mejor de la buena energía, y por tan poco, y sin razón!! Y así, sin ningún tipo de pruebas en mi contra… me acuso sin escuchar otra opinión, viendo que no resultaba explicar pedí disculpas cuando en verdad no tenía porque hacerlo, pero entendí su enojo y dije, “bueno, desde su punto de vista (aunque no es real) tiene sus motivos, al final no me conoce”. Pero tampoco bastó… en definitiva, una vez mas aprendí que, aunque escribas sobre los jazmines o canguros siempre habrá gente que se molestará por algo con razón o sin ella, pero se molestará.

De ahí, que ese episodio tan lejano en el tiempo, fue el primer disparador para darme cuenta que mi perfil no solo trata de los eventos que ocurren en Berlin u otras ciudades, forma parte de mi, pero a mi me interesa lo que pasa en el mundo, lo que pasa en la vida, lo cotidiano y lo anecdótico, lo que nos deja la vida vivida y los sueños que nos impulsan a un mañana.

En fin, seguiré escribiendo, pero esta vez  también habrá un poco de todo, info sobre lo que sucede en Berlin o en otras ciudades, cuentos de autores clásicos y no tanto, artículos de opinión, etc. Por supuesto, y me encantaría que participen, en privado o público, con ganas de aportar, de contar vuestros sueños, experiencias y no de destruir, porque destruir al interlocutor solo  sirve para quedarse solo, a los gritos y sin razón.

Les saluda la Ausländerin en Berlin, Andrea.

Con la/el BB de cuatro meses de gestación, disfrutando el sol de Las Grutas, Arg. Diciembre, 2013.

Con la/el BB de cuatro meses de gestación, disfrutando el sol de Las Grutas, Arg.
Diciembre, 2013.

Este artículo posee publicidad (enlaces) que no he autorizado de forma tacita o expresa.  Se ruega sacarla inmediatamente, la autora.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escapan demonios

Eckbert Schulz-Schomburgk abre su cámara

Aunque su nombre no lo indique, es nacido en Venezuela pero con corazón berlinés, desde muy joven se inicia en la fotografía, primero aficionado y luego como profesional en la universidad como Profesor de la cátedra de periodismo fotográfico. Gana su primer premio otorgado por la Universidad de Carabobo en el 2001. Pero es en el salón de clases, junto con sus estudiantes, que entiende que su pasión es comunicarse con sus semejantes y la cámara es una prolongación de su ser, “me permite hablarles sobre los que no tienen voz”,. Luego de varios trabajos para diferentes medios impresos, en la Tv regional como reportero, integrante de colectivos fotográficos y además directivo en el Colegio Nacional de Periodistas, de Aragua hace un nombre dentro de la fotografía artística y dentro del mundo universitario, como lo indica su último premio por su reportaje fotográfico otorgado por la Univesidad experimental El Libertador, UPEL en el 2008. Es obligado por inseguridad de su país a usar sus pasaporte alemán y convertirse en Ausländer.

Es en la primavera del 2011 que cruza por primera vez la puerta de Bradenburgo, dejando atrás toda una vida, que no le cabía en el equipaje que permite la lineas aéreas. Pero también es una nueva oportunidad como el artista expresa “desde siempre me ha gustado registrar situaciones de la cotidianidad del espacio, photostreet y la ciudad de Berlin lo ofrece con su multiculturalismo, eso me emociona mucho y, en cada oportunidad que tengo me gusta captar esos momentos que son como dice Henri Cartier-Bresson, instantes decisivos”

En la tierra que vio nacer a Helmut Newton, también le permite afrontar otro reto, se llama “Berlin Fotozentrum” Fotoakademie, para personas que quieran mejorar su técnica fotográfica y porque no su español, “nos consideramos una escuela diferente, podemos ofrecer una mirada original más latina, más cálida. Tanto es así que nuestros talleres se ofrecen en el Werstatt der Kulturen der Welt, donde arranca el Carnaval de las Culturas y el Fotoreisen se realizará en Costa Rica en un lugar lleno de Caribe, Selva, y un Volcán, además de una biodiversidad inigualable en el planeta, garantía de fotos únicas.”

Conociendo al artista perfil

En fotografía, ¿qué nunca harías?

Llegar tarde, la puntualidad es muy importante en esta cultura. Y en cuanto al tema no me gustaría fotografiar un entierro, no lo hice cuando falleció mi madre menos ahora, Pero me tocó en la Facultad de Medicina en un cálido día valenciano presenciar la realización de una autopsia para un trabajo de investigación, en un principio me fue incomodo, pero asumí la postura de un profesional y el resultado esta en Flickr.

¿Digital o analógico?

Puedo hacer las dos, gracias a Dios fui educado en una escuela purista Diafragma, donde aprendí la magia de ver como aparece una imagen en B&N entre los químicos, la luz roja, el cuarto oscuro. No hay mejor lugar para educar el ojo sino frente a una ampliadora, pero también fui criado por dos científicos y educadores, mis padres,que me inculcaron el experimentar con todo. Cuando cocino en casa mi esposa siempre dice “las ensaladas que inventas,son raras, pero me gustan”, así es mi fotografía, pueden ser ambas lo importante es lo que desee lograr. Así que cambie mi primera Pentax K1000 por una Casio de 1.3megapixel que me gané en una confrontación artística, cuando aun los periódicos seguían reacios a cambiar, pero ya es obligado lo digital y más cuando se trata de las redes sociales, es un placer tener lo último que ofrece Canon y además con vídeo.

Se llenó la memoria

Para finalizar, ¿qué le debes a la fotografía y que planes tienes?

A la fotografía le debo la oportunidad de conocer desde el Presidente de la República hasta la señora con tantas ganas de enseñar que lo hacía en su propia casa, con condiciones precarias pero con las mejores ganas; me ha llevado a lugares sorprendentes a mostrar mi obra,en Cuba en la Casa de las Américas; España en la Universidad de Castilla de la Mancha; México en la Universidad de las Américas de Puebla,también a mi esposa, mi mayor crítica quien me motiva siempre ha no solo tener una buena foto sino la mejor.

Los planes que tengo a mediano plazo es el Fotoreisen a Costa Rica en Julio, lograr un intercambio entre profesionales de diferentes especialidades y latitudes en un sitio único en el mundo. Además arrancar con los curso tanto presenciales como on line, talleres en Berlin y en otras ciudades de Alemania.

Gracias Eckbert!!

Etiquetado , , , , , , , , ,

Eric Clapton en Berlin

Concierto de Eric Clapton en Berlin.

Luego de la celebración del quincuagésimos aniversario, Eric Clapton inicia su gira 2013. El 30 de mayo a las 20 hs en O2 World es la cita para el disfrute. Acompañado por sus y grandes músicos, el guitarrista Doyle Bramhall II, Steve Jordan a la batería, Chris Stainton en piano y teclados, y el bajista Willie Semanas junto a los recién llegados Paul Carrack y Leisz Greg, prometen un espectáculo de esos que de “deben” ver.

  • Dónde: O2 World – Mildred-Harnack-Str., 10243 Berlin
  • Precio: desde 60,75 Eur.
  • Cuándo: 30 de mayo de 2013
  • Tickets: aquí 

Etiquetado , ,

Argentina y el turismo

Argentina presenta en ITB 2013 su plan de promoción turística ‘ConectAR’

A partir del 6 de marzo y hasta el 10 del mismo mes se realizará la Feria ITB de Berlin, esta Feria Internacional de Turismo presentará expositores de todo el mundo. Argentina un año mas estará presente, aquí les dejo la información que me ha brindado la Embajada quienes invitan a todos los interesados en descubrir ese hermoso país. Le agradezco a Sophia Wittmann por toda la información brindada.

Argentina participará en el certamen con un stand que congregará a expositores del sector público y privado entre los que se incluyen operadores turísticos, Aerolíneas Argentinas como línea aérea de bandera, casas de tango, asociaciones empresariales y las secretarías de promoción turística de cada región. 

Una de las novedades que se presentará en ITB es su nuevo plan de promoción turística, ‘ConectAR’ cuyo objetivo es apoyar al sector turís­tico argentino. Este plan comprende varias líneas estratégicas, entre las que destaca la innovación, lo que permitirá sorprender al viajero con una colección de 200 experiencias únicas y exclusivas: desde la organización de caminatas sobre glaciares, hasta recorridos por la selva misionera a la luz de la luna y con las Cataratas del Iguazú como telón de fondo, sin olvidar la participación en grandes eventos deportivos internacionales como el Rally Dakar.

Otras novedades como la Huella Andina, un sendero de largo recorrido (560 kilómetros) situado en la región norte de la Patagonia, que recorre la zona cordillerana de Neuquén, Río Negro y Chubut, y atraviesa trece municipios y cinco parques nacionales. Todos los tramos del itinerario están divididos en etapas y están señalizados para facilitar el paso de los viajeros con pocos conocimientos técnicos de orientación y cartografía.

 Además, se presentará la apertura en Bariloche del bar de hielo más grande de Latinoamérica; la inauguración en Santiago del Estero del Museo de Motos y Automóviles ‘Circuito Termas de Río Hondo’, sin olvidar las últimas tendencias sobre gastronomía y rutas de vino, y las acciones para consolidar Argentina como destino gay friendly.

Los visitantes del stand de Argentina podrán conocer sus tradiciones y descubrir las infinitas posibilidades que ofrecen sus regiones turísticas: Buenos Aires, Córdoba, Cuyo, Norte, Litoral y Patagonia. Además, durante la Feria, habrá espectáculos de tango, catas de vinos argentinos y se organizarán varios encuentros con operadores de la industria turística y periodistas alemanes, donde se explicarán los objetivos y proyecciones del plan de promoción turística de Argentina.

Embajada

Das Land empfing 2012 5,5 Millionen Touristen, 2016 sollen es 7,3 Millionen sein.

Argentinien ist erneut bei der nächsten ITB vom 6.-10. März in Berlin dabei. Das Land beteiligt sich an der Messe mit einem Stand, der Aussteller aus dem privaten und dem öffentlichen Sektor vereint. Darunter sind Reiseveranstalter, Aerolíneas Argentinas   – die Flagschiff-Fluggesellschaft -, Tangohäuser, Unternehmensvereinigungen und die Staatssekretariate für Tourismusförderung aus jeder Region.  

Der Staatssekretär für Tourismus Argentiniens, Daniel Aguilera, der die ITB 2013 besuchen wird, hat die Messe als “den Tourismustreffpunkt par excellence” bezeichnet. Für Herrn Aguilera “ist es nicht nur äußerst wichtig teilzunehmen, sondern es ist auch eine Gelegenheit, als Land, das Touristen empfängt, weiter zu wachsen. Wir stellen uns neue Ziele und Herausforderungen und nach Schätzungen für das Jahr 2016  können wir von 7.3 Millionen ausländischen Touristen, die in unser Land kommen und schätzungsweise insgesamt etwas über 8 Mrd. Dollar ausgeben, ausgehen”.

Eine der Neuigkeiten, die Argentinien auf der ITB vorstellen wird, ist sein neuer Tourismusförderplan ‘ConectAR’, dessen Ziel darin besteht, den argentinischen Fremdenverkehrssektor zu unterstützen und das Land zu einem der führenden im Tourismus zu machen. Dieser Plan umfasst verschiedene strategische Leitlinien, unter denen die Innovation hervorzuheben ist. Sie wird es ermöglichen, den Reisenden mit einer Sammlung von 200 einzigartigen und exklusiven Erfahrungen zu überraschen – von der Organisierung von Wanderungen über die Gletscher bis zu Spaziergängen im Mondschein durch den Regenwald von Misiones, mit den Wasserfällen von Iguazú als Kulisse, und nicht zu vergessen, die Teilnahme an großen internationalen Sportveranstaltungen, wie der Rallye Dakar.

 Gesetzt wird auf die Ausweitung per Internet zur Vervielfachung der Verbreitung des Reiseziels, die Stärkung des Markenzeichens Argentinien – dem Jahresbericht von FutureBrand zufolge eines der 20 weltweit am meisten geschätzten – , die Erschließung neuer Märkte und die Zusammenarbeit zwischen den Provinzen über die Schaffung gemeinsamer Arbeitsumfelder, die dazu beitragen, das Land als Top-Reiseziel zu fördern.

 Argentinien wird auf der ITB weitere Neuigkeiten vorstellen, wie Huella Andina, ein ausgedehnter Wanderweg (560 km) im nördlichen Gebiet von Patagonien, der durch die Bergketten von  Neuquén, Río Negro und Chubut führt und dreizehn Gemeinden und fünf Nationalparks durchquert. Alle Abschnitte sind in Etappen unterteilt und gekennzeichnet, um den Reisenden mit wenigen Fachkenntnissen an Orientierung und Kartenlesen das Vorankommen zu erleichtern.

 Außerdem sind hervorzuheben: in Bariloche die Eröffnung der größten Bar aus Eis in Lateinamerika, in Santiago del Estero die Einweihung des Museums für Motorräder und Autos an der ‘Motorsportrennstrecke Termas de Río Hondo’; neue Flüge von Aerolíneas Argentinas zwischen Spanien und Buenos Aires, die letzten Trends der Gastronomie und Weinrouten und Aktionen, um Argentinien, mit einem Anteil von 17,8% LGBT-Touristen, als schwulen- und lesbenfreundliches Reiseziel zu stärken.

 Die Besucher des Stands von Argentinien können die Traditionen des Landes kennen lernen und unendliche Möglichkeiten entdecken, die die touristischen Regionen Argentiniens: Buenos Aires, Córdoba, Cuyo, Norden, Litoral und Patagonien bieten. Außerdem wird es während der Messe Tangovorführungen und Verkostungen argentinischer Weine geben, und es mehrere Treffen mit deutschen Veranstaltern der Tourismusindustrie und Journalisten organisiert, auf denen die Ziele und Vorstellungen des Tourismusförderplans Argentiniens erläutert werden.

embajada 2

Parte del texto en español, la totalidad del texto en alemán y ambas imágenes han sido aportadas por la Embajada de Argentina, desde ya muchas gracias!

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Taller de costura en Prenzlauer Berg

Taller de costura y otras yerbas.

Quiero compartir una experiencia muy bonita que viví el año pasado y recomendarles este taller que, nuevamente (con otros objetivos) tendrá lugar los días 6, 13 y 20 de marzo en Xochicuicatl. V. Asociación de mujeres latinoamericanas Winsstr. 58 10405, Prenzlauer Berg, Berlin Tel.: +49 (0)30 2786329. El taller se desarrollará en español y alemán.

La vez anterior aprendimos a hacer muñecas Tilda, es esa muñeca de tela con patitas largas, cabeza chica y super elegante. Lo interesante de estos encuentros es que no solo se reduce a “aprender a hacer algo lindo con la costura” (ojo no es poca cosa!!), lo bueno es la combinación entre este aprendizaje y disfrutar del espacio donde aprendemos de nuestras experiencias en este país el cual, por momentos se nos hace hostil y en otros suave y sereno. En este viaje de risa, reflexión, hilo y aguja vamos encontrando nuestra propia trama, nuestra propia puntada de la mano de Catherine Bayer, psicóloga y costurera y Juliana Beltrán, politóloga y costurera. Ambas tienen todo lo que se debe tener para realizar un taller tan bonito como este! Desde el corazón y desde la experiencia les invito a probar las maravillas de reciclar, cortar y volver a armar, algo que todos los extranjero sabemos bastante bien!!
Como viene la Pascua el taller girará en torno a esta fecha tan bonita, llena de colorido y esperanza!

imagesCA9H5SRB

Muñeca Tilda – Foto extraída de la web

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Otra Chance!

Quién es Alejandro Wagner?

Como ya es habitual en este blog, quiero contarles que se esta preparando otro workshop de Wissen Kontakte Chancen. Tendrá lugar el jueves 7 de marzo y el tema que se tratará es: “Goldene Finanzregeln für Frauen” – “Hairat/Scheidung – Tod/Geburt “, si sabes alemán, aunque sea un poco hay que estar presente para aprender todas las posibilidades que ofrece Alemania y aprender estas reglas de oro!!

Como siempre estará a cargo Alejandro Wagner, y aunque ya lo he presentado como coordinador de estos seminarios, nunca hemos hablado de él. Alejandro es un mexicano que llegó a Alemania cuando tenía 18 años, en Göttingen y Heidelberg estudió derecho pero la vida lo llevó para el lado de las finanzas, trabaja actualmente para MLP en el sector de Servicios Financieros como Senior Consultant.

la foto

Hablando con él sobre su cambio de rumbo (del Derecho a las Finanzas), Alejandro contaba que: “mi trayectoria nunca fue asi planeada, siempre fuí de romper estructuras y aprovechar las oportunidades que se presentaban en el camino. De joven quise ser escritor pero luego, en los 80` llegó la hiperinflación a México y eso me marcó muchísimo. Recuerdo una anécdota con mi madre que fue decisiva para mi futuro, ella me dijo que hubiéramos podido ser ricos como Carlos Slim si ella hubiera comprado acciones de Telmex cuando salió a la bolsa, pero que nunca lo hizo por negligencia. Ahi estuvo el punto de inflexión y entré al mundo de las finanzas. Esa conversación con mi madre quedó tan grabada  que, cuando salió Telekom a la bolsa en Alemania  compre acciones con dinero prestado de mi abuelita. Hice una pequeña fortuna y me salve del crash del 2000. Fue muy buena decisión gané el dinero que necesitaba para mudarme a Berlin, comprarme un departamento y un auto.

Asi fue como comencé a estudiar economía. Trabajé en Dresdner Bank en el monitoreo de las crisis financieras de los ´90 y en la Supervisora de Bancos (Bankenaufsicht). Como me encanta el trato con la gente, decidi en 2001 ser asesor financiero en MLP. Se me hace curioso, que de nuevo fue una crisis financiera, que me llevo hacer los Talleres de “Wissen,Kontakte,Chancen…”

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Haßloch una ciudad con voz propia.

La cuidad que mas dice sobre el gusto de los alemanes.

Haßloch es una ciudad alemana ubicada en la región de Renania-Palatinado. Allí, entre bosques y viñedos se encuentra este lugar que pasa inadvertido en las guías turísticas, sin embargo Haßloch con sus 20.000 habitante „habla“ en nombre de todo el país. Qué tiene de especial esta ciudad? Esta ciudad con 3.400 hogares que participan activamente en la investigación del mercado se ha convertido en el tubo de ensayos perfecto para saber qué, cómo y cuánto les gusta a los alemanes en casi todos los rubros.

La composición demográfica de la ciudad, la tipología familiar, la renta anual, los porcentajes de población activa, pasiva, casamientos, divorcios, solteros, simpatías políticas y demás variantes sociológicas sitúan a Haßloch en el „gusto medio“ alemán.

El Instituto de investigación de Mercado, GfK de Nüremberg en 1985 instaló su base de operaciones iniciando un gran laboratorio de opinión sobre los productos que aún no salieron a todo el mercado alemán, primero ingresan a esta ciudad y luego de analizar como ha reaccionado „ese pequeño“ mercado pueden comprobar que impacto tendrá a gran escala. Los 3.500 hogares que participan disponen de tarjetas electrónicas en la cual queda registrado que productos consumen al comprar en el supermercado. Igual que una tarjeta de crédito, la cajera del supermercado con un solo „cling“ deja registrado qué producto tiene mejor recepción.

Pero no termina ahí el tema, en la televisión local se emiten anuncios especiales para observar la incidencia del Marketing sobre el consumidor, como hacen ésto? A la mitad de la población les llegan ciertas publicidades de determinados productos y a la otra mitad no. Los hogares que participan también reciben una revista gratuita en donde pueden ver la publicidad de los productos y en cuál de los siete supermercados de la ciudad pueden conseguirlos.  A su vez, los productos en las góndolas de están cuidadosamente ubicados para poder analizar el impacto del producto según el lugar y la manera en que se encuentra en el punto de venta. De esta forma pueden analizar cada uno de los eslabones en el proceso de Marketing. 

Los productos permanecen tres meses en las estanterías de Haßloch, durante ese tiempo la empresa investigadora podrá determinar qué productos estan listos para salir al mercado nacional y cuáles no.
Esta cuidad soporta todos los sondeos, convirtiéndose así en la voz de todo el país y como si esto fuese poco allí se encuentra un parque de diversiones „Holiday Park“ en donde se puede subir a una de las montanas rusas mas altas de Europa.
Como ven no siempre hay que figurar en los mejores libros para ser importante!

Lutherkirche-Hassloch-Pfalz-a24238502

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Meditación y Alimentación Consciente.

Seminario de Meditación y Alimentación Consciente  en Berlín.

Que bueno al fin llegó! Hace tiempo estaba esperando este seminario en donde podremos combinar (y aprender) meditación y alimentación. Varias son las metodologías para meditar y todas sirven, todas nos hacen bien. Pero como ya sabemos meditar no solo es cruzar las piernas o sentarse y cerrar los ojos, hay mucho mas para descubrir y para adoptar a nuestro estilo de vida, el cual nos facilita (o no) la meditación tornándose muy importante el tipo de alimentación tenemos.
La comida ejerce una tremenda influencia en la mente, luego de una ingesta pesada es mas difícil todo, dormir, caminar, concentrarse y hasta respirar! Sin contar que no es necesario ir hasta tales extremos, puesto que aún en una dieta equilibrada se hace difícil ingerir la porción de hojas verdes diaria, para saber cómo lograr todos estos equilibrios y lograr una meditación y alimentación consciente los días 3, 10 de Marzo y 7 de Abril de 2013 se llevará a cabo un seminario, en español, que abordará estas temáticas a cargo de Sergio Coello.

Seminario de Meditación: abierto a todos aquellos que quieran iniciarse en la meditación como también a los mas experimentados encontrar llaves que le permitan expandir sus conocimientos y consciencia a través del silencio interior y el trabajo energético. En el descanso aprenderás hacer y compartiremos deliciosos Bio batidos que ayudarán a tu cuerpo a reencontrar su equilibrio.

seminario

Programa: duración: 3 jornadas de 5 horas cada encuentro. Si bien las reuniones están programadas para lograr el progreso del asistente, no es obligatorio asistir a los tres encuentros. Idioma: español

Inicio: 11 hs, desde el inicio hata las 13hs:

  • Estructura energética del Cuerpo Humano y sus 7 Chacras. 
  • Mental. La consciencia. Meditación Guiada.

Desde las 13 hs a las 14 hs: 

Aprovecharás tu hora de descanso para introducirte en la alimentación consciente y un magnifico método de depuración corporal a través del Método Victoria Boutenko alimentando nuestro cuerpo de deliciosos Bio Batidos Verdes (combinación de frutas y hojas verdes). No es obligatorio que bebas los batidos, puedes almorzar fuera o como tu lo sientas.

Desde las 14 hs hasta las 16 hs:

  • La identidad. Meditación Guiada.

Precio:

  •  50 € por jornada ó 135 € las tres jornadas  del seminario. ( incluido los bio Licuados ) 
  •  40 € Estudiantes y desempleados. ( incluidos los bio Licuados ). 

Lugar: 

dependiendo de la cantidad de participantes, en Lübecker Str 47 – Moabit ó en el Centro Lichtung: Zillestraße 104 Charlottenburg.

Fechas: 

  • Domingo 3 de Marzo 
  • Domingo 10 de Marzo
  • Domingo 7 de Abril

Puedes inscribirte e informarte en :

www.meditative-touch.de ( Español- Seminarios ) 

o llamando al 01637821058

info@meditative-touch.de 

sergio coello

Sergio Coello (Terapueta Corporal y Meditación).

Meditación del tiempo Presente y sus Beneficios.
Este método es la esencia de todos los métodos de meditación.Nos enseña a estabilizar nuestra conciencia – y a mover nuestra consciencia-
a las diferentes dimensiones del interior de nuestro ser. Aprendemos a observar estos movimientos, y para distinguir entre lo consciente y lo inconsciente, lo real y lo imaginario. Mas info en www.meditative-touch.de

Beneficios:
• Relajación mental y reconexión con la respiración.
• Disminuye del nivel de estrés y tensiones acumuladas.
• Aumenta el nivel de concentración y atención, permitiendo vivir más en el “aquí y ahora”.
• Regula el nivel de equilibrio vital general, con una necesidad menor de sueño.
• Nos libera de la duda interior, nos ayuda a recobrar la fortaleza.
• Muy aconsejable para estados de depresión, hipertensión arterial, ansiedad, insomnio, migrañas, tensiones musculares.
• Genera optimismo, aumenta la autoestima, la confianza y la motivación.
• La Meditación abre a la consciencia.

Batidos Verdes ( conbibación de Frutas y hojas verdes).

Tienen el “efecto de desintoxicación”,  la limpieza que nuestro organismo Cuerpo-Mente necesita. Siempre que dejamos de lado ciertas sustancias en nuestra dieta, inmediatamente el cuerpo comenzará a des-intoxicarse o eliminar las sustancias nocivas acumuladas. Podría ser el café, tabaco, azúcar, alimentos procesados, condimentos como el glutamato monosódico (mono glutamato de sodio), sal de mesa, alimentos fritos, agua clorada, “comida basura” de todo tipo, muchos pesticidas (si las frutas y verduras y la carne no son orgánicos-y aún así los rastros de pesticidas están siempre presentes). Todo esto y más crea un ambiente tóxico y contribuye a una sobrecarga de toxinas que el cuerpo y los órganos eliminadores (su hígado, riñones, piel, colon, vesícula biliar, los pulmones) “no tienen tiempo para deshacerse de ello”, ya que están bajo un bombardeo y estrés constante.

Mas info y recetas las recibes con tu inscripción.

 

Etiquetado , , , , , , ,

Berlinale 2013

Berlinale, 63 edición.

En un viaje de 400 films de acción, amor, aventura, ciencia ficción, comienza mañana hasta el 17 de febrero el festival de cine mas importante de Alemania.  Este año inaugura se una sección especial que llevará por título “Native: un viaje por el cine indígena“. Native fue anunciada en un comunicado a cargo del director del certamen, Dieter Kosslick quien se refirió a esta iniciativa diciendo: “Queremos hacer visible el significado del cine indígena para el arte cinematográfico y sobre todo para los pueblos indígenas”… “Con ello, la Berlinale quiere expresar su estima por el legado fílmico indígena y ensalzar su relevancia artística, económica y política más allá de fronteras tribales y nacionales”. Esta sección se presentará en formato celuloide e incluirá cortometrajes, documentales y ficción.

Mañana abrirá este festival con la película “The Grandmaster”, de Wong Kai Wai, una historia de amor, traición y artes marciales.

Dentro de las estrellas que asistirán se podrán ver a Catherine Deneuve, Juliette Binoch, Nicolas Cage, Jeremy Irons, sabelle Hupert a Matt Damon, Jude Law, entre otros

También el cine de habla hispana ocupará un importante lugar, aqui les dejo dos treilers mas para que vallan preparándose! El primero es sobre la película española “9 meses” de Miguel Perello y el segundo es de la película “La Paz” de Santiago Losa.


Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Anuncios